lunes, 20 de junio de 2011

La Academia está preparando personas para el entorno laboral actual y del futuro?

Este es un custionamiento que constantemente se escucha en varios medios, no solo los laborales sino en la propia Academia en sí. Sin embargo, lo que he percibido es que varios representantes de la Academia, solo están involucrando "herramientas" al plan de formación de la fuerza laboral naciente ó la que se está actualizando; pero ¿que tipo de herramientas están involucrando?: E-learning, Mecanismos de autoaprendizaje, Redes Sociales (Twitter, Facebook, etc) y otros que se encuentran a mi consideración están asociados a la tecnología y comunicaciones, pero, ¿Que mecanismos y nuevos modelos están viendo desde la Academia?, curiosamente el papel a "mi consideración" se han invertido: Las Empresas investigan e Innovan y la Academia que tiene este papel fundamental, solo copia y replica, busca nuevas aplicaciones, pero ¿cual es el valor generado por la academia?, una pregunta delicada y de dificil respuesta.

Es importante considerar que la responsabilidad de generar conocimiento "a  mi consideración" es individual e intransferible. Cada persona es responsable de investigar y aprender cosas nuevas ó simplemente fortalecer las competencias que tiene. Veo con preocupación que hay empleados que todavía se encuentran en el siglo pasado con tintes Tyloristas en las cuales solo esperan que la organización en la cual labora, "le den, le brinden" capacitación ó formación en temas especificos. En algunas ocasiones a mi consideración es importante que la organización invierta dinero en su fuerza laboral, pero ¿De quien es la responsabilidad ser más competitivo?, ¿Las empresas ó las personas?.

Consiero que en los ambientes turbulentos que nos encontramos cada persona viene finalmente viene siendo una "pequeña empresa" la cual sirve a un proposito más amplio (el empleador). Pero veo con preocupación que la Academia no se está preocupando por formar personas con espiritu de crecimiento, automejora de las competencias. Brinda herramientas más no es su prioridad (no con ello estoy planteando que no lo haga). Este fenomeno curiosamente se ve reflejado en muchos de los resultados en algunas organizaciones en donde somos muy buenos en implantar herramientas, más no nos hemos enfocados en los resultados (no hay coherencia entre las causas y los efectos).

Esta es una reflexión en la cual he llegado a razon de comentarios frecuentes de lideres de procesos y gerentes los cuales ven que día tras día se ven más kits de buenas practicas más que profesionales con propositos identificados y dispuestos a resolverlos. ¿Qué opina usted?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada